Desde 1963 a la vanguardia en el campo del brochado y laminado. Actualmente somos uno de los fabricantes mundiales líderes en máquinas y herramientas de brochar y laminar.

Desde 1963

Quiénes somos.


En 1963 creamos la empresa EKIN, y desde la confianza en las personas hemos logrado ser una empresa líder en la fabricación de máquinas y herramientas de brochar y laminar, tanto acanaladuras como dentados y roscados de alta precisión. Colaboramos con las empresas más exigentes a nivel tecnológico.

En este proyecto llamado EKIN se da una convivencia generacional que tiene como resultado la perfecta unión entre juventud y experiencia. A pesar de ser una plantilla con una media de edad joven, es normal que los puestos de trabajo se conserven durante toda una vida, lo que significa un alto grado de compromiso con quienes vienen detrás. Somos un equipo grande en número, pero muy cohesionado, en el que rige el principio solidario y el compromiso con la sociedad de la que formamos parte, con el entorno en el que desarrollamos nuestra actividad y con el futuro de todos ellos. La riqueza que generamos revierte en el bienestar de las personas de nuestro entorno.

Con un total de cinco centros propios en tres continentes (Ekin Amorebieta, Ekin Lemoa -Bizkaia-, Ekin India -Gurgaon, Haryana- y Ekin México –Querétaro-) y una joint-venture en Italia (Ekin CDM –Milan-) suma una plantilla total de 325 trabajadores.

+325

Trabajadores

75%

Exportación

4

Centros

Historia.

El sector del automóvil es el principal receptor de los productos brochados. El Ford Modelo T era un automóvil de bajo coste producido desde 1908 a 1927. Con este modelo se introdujo la producción en cadena popularizando la adquisición de automóviles. Durante el fuerte progreso industrial en la primera mitad del siglo XX, la brocha pasó a ser una herramienta imprescindible para abordar las series largas de piezas en tiempos y coste sensiblemente inferiores. En la segunda mitad del siglo XX creció el sector productivo automovilístico en España y las empresas del sector acabaron en constituirse como los principales clientes de EKIN, que nace en 1963.

En noviembre de 1962, el equipo fundador recibe el permiso del Ministerio de Trabajo y en mayo de 1963 el ayuntamiento de Amorebieta concede el permiso para construir en la parcela de 500 metros2 comprada en Gane. En el mes de julio comenzaron a trabajar tres personas y una semana después del inicio se sumaron otras dos. A los tres meses eran veinte y en dos años alcanzaron la cifra de 50 personas formando parte de EKIN. Además del coste de la parcela y de la construcción del pabellón, se invirtieron 7 millones de pesetas en la compra de maquinaria. Esta se guardó en el espacio de la antigua herrería ubicada en los bajos de la casa de Isidoro Arana hasta que se finalizó la construcción de la nave. Durante estos primeros años se trabajaba también los sábados y domingos y no siempre el sueldo llegaba para todos, de manera que los que no tenían cargas familiares eran los últimos en cobrar.

La idea de su creación data de 1960, cuando dos jóvenes trabajadores de Izar se plantean la idea de un proyecto empresarial propio para la producción de brochas y otras herramientas de corte como fresas y escariadores. Consiguieron sumar a su idea a otros trabajadores de Izar y acometieron la inversión con unas condiciones de financiación del 13% sobre el capital. En aquel momento el movimiento cooperativo impulsado por José María Arizmendiarrieta iba tomando forma en Mondragón y tras visitar varias cooperativas decidieron constituirse en Sociedad Cooperativa Limitada. Para ello necesitaron cumplir con el requisito legal de conseguir quince socios, cada uno de los cuales aportó la suma de 75.000 pesetas. Esta cantidad era el equivalente a una vivienda media o al sueldo de tres años de un oficial de taller.

En los primeros años EKIN fabricaba todo tipo de herramienta especial de corte en acero rápido para pequeñas empresas del entorno. Las brochas suponían el 30% de su producción. En 1978 EKIN había asumido el reto de regenerar una brochadora para la planta de Fasa Renault en Valladolid. En 1980 recibió un relevante encargo de la fábrica de Seat en Barcelona, lo que consolidó su entrada en este mercado. Paulatinamente y apostando por el sector automovilístico la producción de brochas se consolidó con las entregas a las plantas de automoción de Sevilla, Madrid, Vigo…

La salida al mercado exterior de EKIN vino marcada por la presencia en la EMO de París de 1975, cuyo stand fue atendido por 16 personas de EKIN designadas mediante sorteo. Ese primer paso condujo ya a la presencia en las ferias de Hannover, Milán y Dusseldorf. El primer cliente europeo surgió en noviembre de 1976, tras una visita comercial a la fábrica de Ford en Burdeos. Consistió en la entrega de dos brochas cilíndricas de 7 estrías y 1.700 mm para el 20 de enero de 1977, plazo que se cumplió a última hora de la tarde de ese mismo día.

A finales de los años 70, la parcela y el edificio ocupado por EKIN en Gane se habían quedado pequeños y el futuro condicionado a la ampliación de las instalaciones. Así, se adquirió una parcela de 26.000 metros2 en Boroa y en 1980 se inauguró el nuevo edificio de 8.000 metros2 de planta construida, en la que se ubicaron los departamentos de diseño, administración y producción. La planta de Gane se reservó a labores de tratamiento térmico, actividad que se trasladó a Lemoa en 2003.

La calidad y la innovación han sido claves de la trayectoria de crecimiento. En 1994, EKIN fue una de las primeras empresas industriales vascas en obtener la certificación ISO 9000, lo que le ha permitido avanzar en sectores como la automoción, la generación energética y la aeronáutica.

Nacida en 1964, Ebay, S.A. fue una sociedad rival en el mercado de EKIN. Con la consolidación de ambas, se asociaron para la creación de la planta de tratamiento térmico de Lemoa, Termebek. Finalmente, en 2010 Ebay se integró en EKIN aportando sus trabajadores, maquinaria, tecnología y clientes en condiciones aprobadas por las asambleas de ambas organizaciones.

En abril de 2011 EKIN da el paso de instalarse por primera vez al otro lado del Océano Atlántico para acercarse a un mercado tan importante como el de América del Norte, cercano a los 500 millones de habitantes. En Querétaro (México), se creó EKIN, S.A. de C.V, una empresa que nació con nueve personas y cuya actividad fundamental era el afilado de brochas y regenerado de cremalleras Rotoflo. Su objetivo productivo es la fabricación de brochas a corto plazo, lo que supondrá también el aumento de la plantilla.

La India supone un nuevo paso para EKIN. Además de ser la tercera economía mundial, con más de 1.200 millones de habitantes y una venta anual de más de tres millones de automóviles, la India también es una plataforma para la penetración en el mercado asiático. En 2012 se adquirió el 74% de Saluja Tools, empresa india con más de treinta años de experiencia en el sector de Herramienta. En 2013 se culmina el proceso de cambio productivo y cultural y desde el mes de mayo del mismo año el 100% de la propiedad pasa a ser de EKIN INDIA Pvt. Ltd. La planta, que en ese momento daba trabajo directo a 76 personas en Delhi, se orienta a abastecer la demanda del mercado interno indio y también a reforzar el proyecto de EKIN en el País Vasco.

En 2015, EKIN se incorporó a Hegan, cluster de aeronáutica y espacio del País Vasco. El plan de negocio contempla que en 2020 su actividad en el sector aeronáutico alcance más de un 15% de las ventas, con una cifra en torno a los 5 millones de euros. Sus perspectivas de crecimiento en este sector se basan en desarrollos propios de tecnología de brochado que permiten una muy notable reducción del tiempo del proceso, lo que supone una ventaja competitiva de primer orden en el mercado. En el ámbito aeronáutico, EKIN se ha especializado en el mecanizado de alta precisión de componentes críticos de turbinas aeronáuticas. El trabajo para estas piezas de los motores de avión ha permitido la consolidación de carga de trabajo para la próxima década. Con las actuales instalaciones, la célula tiene una capacidad superior al centenar de juegos de brochas anuales para el sector aeronáutico.

En el año 2018 EKIN S. Coop obtuvo la ISO 14001.

Con un total de cinco centros propios en tres continentes (Ekin Amorebieta, Ekin Lemoa -Bizkaia-, Ekin India -Gurgaon, Haryana- y Ekin México –Querétaro-) y una joint-venture en Italia (Ekin CDM –Milan-), suma una plantilla de más de 325 trabajadores. Su crecimiento es tanto geográfico como productivo y sus sectores estratégicos son los de automoción, generación de energía y aeronáutica.

EKIN en el mundo.


EKIN está presente en todo el mundo gracias a su red internacional de plantas de producción, y representantes que tienen por objeto asesorar y ayudar a los clientes a elegir las soluciones que mejor se adapten a sus necesidades.

Ver representantes