Más que innovación

 



Este modelo de trabajo innovador, se fundamenta en la mejora de los procesos internos y la inversión contínua para la implementación de los avances tecnológicos. En EKIN hacemos esfuerzos en inversiones, porque sabemos que los beneficios sirven para mejorar y para renovarse. Inversión, trabajo y formación son los ingredientes necesarios para innovar.

Al margen de todas las pautas de control exigidas por proveedores, legislación y el propio sistema de calidad, homologamos todas nuestras instalaciones bajo los estándares más exigentes y siguiendo un estricto plan de mejora contínua, de formación en calidad, técnica y medio ambiente, entre otras.

Así, disponemos de un sistema de equipos rotatorios integrados por los propios trabajadores que revisan periódicamente las instalaciones para garantizar la seguridad y el  bienestar de todos.

En su apuesta continua por la innovación, EKIN desarrolla prototipos para sus clientes y colabora con distintos departamentos de la Universidad del País Vasco y de Mondragon Unibertsitatea, además de mantener acuerdos de intercambio tecnológico y comercial con empresas líderes de otros países.